Resultados 20-D: La maldición del tipo deseable

En plena resaca electoral, aporto mi granito de arena para interpretar los resultados de las elecciones del 20-D. Para empezar, tomemos en cuenta este gráfico, extraído de EL MUNDO (14/12/2015), que analiza el promedio de las encuestas publicadas por las empresas más prestigiosas de sondeos:

1

Todos los sondeos pronosticaban a un PP ganador, seguido del PSOE y Ciudadanos con mucha incertidumbre con respecto a qué partido ocuparía el 2º y el 3er puesto. Cerraría la lista de partidos relevantes PODEMOS, en 4º lugar y ligeramente rezagado de PSOE y Cs.

Desde el cierre de colegios electorales, los sondeos a pie de urna anunciaban algo distinto, que luego se confirmó conforme iba avanzando el recuento, hasta llegar al resultado final que todos conocemos:

2El PP obtiene más o menos los resultados esperados y el PSOE obtiene una ligera ventaja conforme a lo que se esperaba según los sondeos, pero en el caso de PODEMOS y CIUDADANOS, los resultados se alejan de lo que esperaban los sondeos:

  • Podemos obtiene 69 escaños (20,66% de los votos)
  • Ciudadanos obtiene 40 escaños (13,93% de los votos).

Como conclusiones generales, se puede decir que:

  • El PP gana las elecciones pero lo tendrá muy difícil para gobernar
  • El PSOE mejora sus expectativas, aun obteniendo el peor resultado de su historia.
  • PODEMOS es el verdadero ganador de las elecciones, arrasando con respecto a su experiencia previa y las expectativas de voto
  • CIUDADANOS pierde. Se coloca con fuerza en el arco parlamentario (40 escaños), pero insuficientes para tener la relevancia que se esperaba de ellos.
  • Ojo con los partidos aparentemente minoritarios del espectro nacionalista como ERC-CATSI. 9 escaños son muy significativos para el hemiciclo dibujado.

El escenario actual complica exponencialmente las opciones de gobierno con respecto a otros periodos y dificultan la gobernabilidad de la legislatura.

En la mente de todos los españoles interesados en política, puede estar la pregunta que me azota desde ayer:

 

¿Cómo puede explicarse esta anomalía entre voto esperado según los sondeos y el voto real?

Desarrollo una teoría que podría dar respuesta a esta pregunta y que denominaré “La maldición del tipo deseable”. Vamos a explicarla….

Tomemos en cuenta esta gráfica, que representa la ubicación que hacen las personas de los distintos partidos, siendo 1 extrema izquierda y 10 extrema derecha, según el estudio de Octubre-Noviembre del CIS

3

Fuente : elaboración propia a partir de los mencionados datos del CIS

 

Tengamos en cuenta la valoración que hacen los electores con respecto a los distintos líderes políticos de los partidos que están siendo comentados aquí, según el mismo estudio del CIS:

4

Albert Rivera de Cs es el político mejor valorado, según este estudio.

De todos es sabido, que como norma general, a las personas les gusta dar respuestas deseables que hagan quedar bien con su interlocutor. Esto se conoce en psicología como DESEABILIDAD SOCIAL.

Imaginemos que dos personas hablan de política. Una persona le pregunta a la otra “Oye, ¿A quién vas a votar?” La persona de las filas en ese momento piensa en votar a uno de los cuatro partidos más representativos y sitúa a la otra persona en la creencia que va a votar a uno de los otros cuatro partidos más representativos. Las respuestas serán parecidas a esta:

5

 

Según esta tabla, un votante del PP, mantendrá frente a:

  • Un votante del PSOE, una actitud de : Disputa
  • Un votante de PODEMOS, una actitud de: Disputa
  • Un votante de Cs, una actitud de: Puntos de encuentro ideológico.

Según esta tabla, un votante del PSOE, mantendrá frente a:

  • Un votante del PP, una actitud de : Disputa
  • Un votante de PODEMOS, una actitud de : Disputa leve.
  • Un votante de Cs, una actitud de : Puntos de encuentro ideológico

Según esta tabla, un votante de PODEMOS, mantendrá frente a:

  • Un votante del PP, una actitud de : Disputa
  • Un votante del PSOE, una actitud de  Disputa leve.
  • Un votante de Cs, una actitud de : Disputa ideológica pero puntos de encuentro en cuanto a regeneración democrática y sintonía entre los líderes.

Según este razonamiento, CIUDADANOS es el partido más deseable como segunda opción para las tres opciones distintas (PP, PSOE y PODEMOS).

Introduzcamos dos nuevas variables: Voto oculto y voto indeciso:

  • El voto oculto es un término para denominar a las personas que mienten en las encuestas de intención de voto. Una vez decidido a mentir, ¿Cuál es el candidato más deseable para quedar bien con la persona que te pregunta? Según los argumentos anteriores este partido deberá ser, como norma general…. CIUDADANOS, ya que es el partido que genera menos conflicto con los demás y su candidato está mejor valorado que el resto.
  • El voto indeciso es un término para denominar a las personas que aún no tienen decidido su voto. Una vez que se le pregunte que se decida por alguno de los candidatos, aunque aún no lo tenga pensado, se decidirá por aquél que genere menos conflicto a ojos de todas las opciones, que según los argumentos anteriores es, como norma general… CIUDADANOS, ya que es el partido que genera menos conflicto con los demás y su candidato está mejor valorado que el resto.

Por tanto, ALBERT RIVERA y CIUDADANOS, tropieza paradójicamente con lo que a priori puede ser considerada como una maniobra de estrategia de partido exitosa. Un candidato carismático, con buena imagen, buena sintonía con sus rivales, en un partido de ubicación ideológica muy centrado, ve perjudicado sus expectativas de voto, atrapado en la maldición del tipo deseable.

Javier Gallego

Psico & Politicoach

 

 

 

Isis, Hobbes, Morlocks, Buda y la Abeja Maya

Nuestro modo de vida “Occidental”, (entiéndase Europa, Norteamérica y algunos países asiáticos entre los que se encuentra Japón), ha experimentado desde hace más de medio siglo un alejamiento cada vez más intenso de situaciones dolorosas que antaño constituían una realidad cotidiana.

Las cruentas guerras, fatales enfermedades y episodios de embrutecimiento civil, más propios de una visión hobbesiana de la realidad (donde la vida del hombre era “por lo general solitaria, pobre, tosca, embrutecida y breve”), tenían sentido cuanto más atrás en el tiempo nos remontáramos. Este escenario llegó a su máximo esplendor durante los fenómenos acaecidos en los alrededores y apogeo de la II Guerra Mundial. La culminación de esta nefasta contienda supuso un punto de inflexión para dar paso a un giro de 180º, hacia la consolidación de los “Estados del Bienestar”, cuyo máximo exponente se ha materializado recientemente en la Unión Europea (con permiso de la actual y larga crisis global, cuyos efectos finales serán tremendamente impredecibles).

La ciudadanía contemporánea vive sumida en una continua paradoja: Las guerras en estos países occidentales, ya no tenían lugar en su territorio. Son exportadas a escenarios exóticos donde los objetivos se fijan y superan a miles de kilómetros sin manchar de sangre a sus votantes, que viven inmersos en una burbuja insensible a los males de otras tierras.

El humano occidental del que hablamos, (que no es otro que nosotros mismos) es capaz de contemplar imperturbado, sentado sin pestañear en su sofá, fenómenos a priori horribles tales como la guerra en directo, el hundimiento de pateras y la hambruna de naciones enteras. Simultáneamente, es capaz de devorar palomitas frente a la emisión en directo de tanta atrocidad. Paradójicamente, es capaz de llorar y deprimirse ante los acontecimientos triviales como la muerte de una mascota, o la derrota agónica de un determinado equipo de fútbol.

De forma general, sólo los ancianos occidentales han vivido el horror imperante de  antaño, cuando era habitual que las guerras regaran las calles. Se aprecia que las generaciones, cuanto más alejadas de la década de 1930 y 1940, más tendentes son al hedonismo y a la huida del dolor.

Podría afirmarse que los más jóvenes tienden a vivir absortos en un fenómeno similar al experimentado por Buda. Se dice que al iluminado en su infancia, se le escondía de la realidad envolvente fuera de su Palacio, y se le evitaba todo contacto con la miseria, la guerra, la enfermedad y la humanidad, disfrazando su cotidianeidad de eterna juventud, infinitos placeres y una total ausencia del dolor.

Cada vez se normalizaba más que alguien pueda enfrentarse al fenómeno de la muerte en etapas más tardías. Tiempo atrás, la vecindad entera de un pueblo se volcaba durante días ante la ruptura de la vida que proporciona la presencia de la muerte. El dolor, la educación y la buena preparación ante lo inevitable y azaroso de lo fatal, tenían entonces respuesta y cobertura en los escasos y rudimentarios, pero eficaces, recursos de la comunidad de entonces.

Hoy día los cementerios se vacían de velatorios, a los enfermos se les visita lo justo en los hospitales y toda situación negativa se intenta desdramatizar para “vivirla por dentro”, según le toque a cada individuo. Nuestro ritmo occidental frenético reprime la “ventilación de emociones”, el derecho a sentir dolor y a adecuada canalización psicológica. Por el contrario, impone la tendencia a la búsqueda de la felicidad a toda costa. Exige estar al 100% en lo emocional para rendir en lo laboral, en lo personal y en lo social. El precio del estado del bienestar censura al propio malestar, que a su vez es intrínseco a la realidad humana en cualquier civilización

Es frecuente aludir al “Mundo de la Abeja Maya”, cuando alguien vive inmerso en un optimismo desproporcionado. Nuestra civilización fuerza un acercamiento al “Mundo Feliz” de Huxley, hasta que nos despierta de forma súbita e imprevista el fenómeno “Morlocks”. Los “Morlocks” son los personajes creados por H.G. Wells en su obra “La máquina del tiempo”. Son seres que viven en oscuras cavernas, agresivos e infelices que sabotean esporádicamente la felicidad idílica de los humanos del futuro. En cierta manera, los Morlocks tienen cabida en la concepción hobessiana del mundo.

La aparición de una organización más sanguinaria que Al Qaeda, los atentados de París, la explosión del avión ruso y la psicosis mundial que implanta la maquinaria terrorista del Isis, devuelven a occidente a una situación en la que los Morlocks nos retornan del mundo de la abeja maya, al escenario Hobbesiano del mundo, amenazando en convertir a nuestros Budas refugiados en el hedonismo en seres solitarios, pobres, embrutecidos y de vida breve. Tal vez sea momento de volver a dejar fluir a las emociones.

Javier Gallego

Psico & Politicoach

Caso Práctico: “El dilema del prisionero: UPyD Vs CIUDADANOS”

El dilema del prisionero es un modelo clásico de la teoría de juegos, con numerosas aplicaciones en diversas disciplinas, incluidas psicología y ciencia política.

Este dilema, explica el por qué el pensamiento lógico por separado de cada adversario hace que al final cada uno tome una decisión en contra del interés óptimo del grupo.

¿Cuál es el enunciado clásico del dilema del prisionero?

Imaginemos que la policía arresta a dos sospechosos. No se dispone de pruebas suficientes para condenarlos, pero esto no lo saben los protagonistas. La  policía los ubica en habitaciones separadas, de forma que los sospechosos no puedan hablar entre sí.

Pueden darse estas circunstancias:

– Que uno delate y su cómplice no: El cómplice será condenado a 11 años y el delator será liberado.

– Que los dos delaten: se les condenaría a los dos a 6 años de cárcel

– Que los dos guarden silencio: se les condenaría a los dos a 2 años de cárcel

Llamemos a estos dos sospechosos, Alberto y Rosa:

asvav

Supongamos que ambos sospechosos son egoístas y su único objetivo es minimizar su propia estancia en la cárcel. Cada uno tiene dos opciones: cooperar guardando silencio o competir delatando al contrario. El resultado final dependerá de lo que haga el otro sospechoso.

La opción más óptima para cada uno de ellos individualmente es delatar al otro y que además, este otro guarde silencio. Esto provocaría que uno quede liberado automáticamente y el delatado cumpla 11 años de cárcel.

La versión más óptima para ambos, es que los dos guarden silencio y cooperen. Conllevaría una pena de un dos de cárcel para los dos, pero se alejaría de los resultados nefastos que acarrean que la otra parte te delate.

 

Vale…. entretenido, pero…. ¿Cómo aplicamos esta simulación a la política?

Apliquemos el dilema del prisionero a dos partidos que ocupan prácticamente el mismo espacio político: UPyD y CIUDADANOS. Veamos primero algunos conceptos preliminares de ambos partidos.

CIUDADANOS aparece para los votantes poco interesados en política como un partido nuevo, tan reciente como PODEMOS. Sin embargo, ya cuenta cierta veteranía, ya que se fundó en 2006. En Septiembre de 2006 presentaron su candidatura al Parlamento de Cataluña, donde obtuvieron  el 3,09% de los votos (3 escaños).

Posteriormente se presentaron a las elecciones municipales de 2007, donde acudieron a numerosos municipios a nivel nacional, donde consiguieron unos resultados muy discretos (13 concejales en municipios de Barcelona y Lérida), no obteniendo representación fuera de Cataluña.

Continuaron presentándose a todos los comicios europeos, nacionales, regionales y locales, con resultados dispares, siendo el más abultado el obtenido en las elecciones catalanas de 2012 con 9 Diputados.

Este partido se coloca en el Centro del espectro ideológico,  y se posiciona como un partido socioliberal, laico y respetuoso con la constitución, muy combativo con los nacionalismos periféricos, especialmente el catalán.

UPyD se fundó en 2007, promovidos por Rosa Díez, filósofos como Fernando Savater, literarios como Mario Vargas Llosa, y personas con influencia en el entorno universitario como Mikel Buesa, entre muchos otros.

También recibió apoyo y asesoramiento de CIUDADANOS, dada su exitosa incursión en Cataluña y su semejanza ideológica.

Se presentaron por primera vez a las elecciones nacionales de 2008, obteniendo un único diputado, Rosa Diez.

Desde entonces, su representación ha sido creciente, obteniendo sus máximos resultados en las elecciones nacionales de 2011, con 5 diputados, 152 concejales en los municipios españoles de 2011 y 4 europarlamentarios en 2014.

Este partido está colocado también en el Centro del espectro ideológico, posicionado también como socioliberal, laico, respetuoso con la constitución y muy combativo con los nacionalismos periféricos…

… ¿Les suena su posición?… apliquemos ahora sí el dilema del prisionero…

Desde los inicios, CIUDADANOS y UPyD se han tanteado para llegar a acuerdos en sus relaciones que estrecharan los lazos. Bien mediante una fusión, bien mediante conservar las marcas y organizar una coalición.

El primer tanteo tuvo lugar en 2007, en la que se habló de ir “coaligados” para las elecciones generales de 2008. A lo largo de estos años, competir fue la opción predominante frente a cooperar. Rosa Díez vetó hasta en cuatro ocasiones la posibilidad de alcanzar acuerdos para buscar fórmulas de unión entre CIUDADANOS Y UPYD.

Desde siempre ALBERT RIVERA y ROSA DÍEZ han tenido aproximaciones y diferencias, amor odio, síes pero noes. UPyD fue trabajando una infraestructura de afiliados, sedes y capacidad de operaciones en la práctica totalidad del territorio nacional. CIUDADANOS fue fortaleciéndose en Cataluña, percibiéndose en España como aquel partido antinacionalista catalán, o como la marca blanca del PP en Cataluña, encabezado por un joven carismático.

Parecía que por fin, a finales de 2014 y tras las elecciones europeas, donde UPyD obtuvo 4 eurodiputados y CIUDADANOS obtuvo 2, ALBERT RIVERA y ROSA DÍEZ acercarían posturas definitivas, sin embargo nuevamente ROSA DÍEZ paralizó cualquier tipo de acercamiento, condenando al ostracismo cualquier voz crítica desde dentro de su partido.

La veteranía de ROSA DÍEZ en política la enclaustran en aquello que PODEMOS considera  como “la casta”, un término reinventado para parecer innovador, pero que los politólogos preferimos llamar élite, un concepto presente en ciencia política desde los tiempos de Mosca y Pareto (principios de siglo XX). Recordemos que Rosa Díez se presentó a la secretaría general del PSOE, frente a  Bono (el candidato esperado) y Zapatero (el candidato ganador), ya en el año 2.000.

ROSA DÍEZ sostuvo durante todo este tiempo las riendas del poder en UPyD, alejando la posibilidad de COOPERAR con CIUDADANOS. La teoría de partidos, la propia ley electoral instaurada en España y el propio dilema del prisionero, nos enseñan que para maximizar opciones conviene cooperar con adversarios que persigan un mismo fin, y convertirlos en aliados, en lugar de competir.

Parece que de poco sirvió a ROSA DÍEZ su amplia experiencia en política para entender estos conceptos básicos. Parece también ya tarde para fabricar diferencias entre uno y otro partido, esforzarse por tener más presencia en los medios para comunicar mejor, o  frenar una espantada en personas relevantes de su propio partido.

Estimacion voto

 FUENTE: Estimación de voto elecciones generales según METROSCOPIA
(Abril 2015)

Los sondeos dan la razón al dilema del prisionero. Cooperar podría suponer perder cotas de liderazgo en la nueva coalición, pero da garantías para obtener un beneficio óptimo, siempre que las dos partes cooperen sinceramente. Una vez que te decides a competir, asegúrate de estar en una posición efectivamente competitiva.

Javier Gallego

Psico & Politicoach

Corrupción y Fraude en España: Un volcán que estuvo dormido

Toda persona tiene sus preocupaciones. A los psicólogos nos encanta trabajar sobre preocupaciones individuales y a los politólogos sobre problemas colectivos, pero… ¿Cuáles son los problemas de la ciudadanía en general?

Si preguntáramos a 100 ciudadanos españoles cuáles son los TRES principales problemas que existen en España, el reparto de opiniones sería más o menos este:

  • 80 personas incluirían al paro entre estas preocupaciones
  • 51 personas incluirían a la corrupción y el fraude
  • 25 personas incluirían a los problemas de índole económica

El resto de personas y opiniones se diluiría entre los políticos en general (20 personas),  la sanidad (12 personas), los problemas de índole social (10 personas), la educación (9 personas) y otros problemas más o menos clásicos.

Esta estimación de las contestaciones está basada en las respuestas que según el CIS, aportaron los participantes de su estudio de Marzo de 2015, y que se viene realizando desde 1985.

El paro ha sido un problema constante a lo largo de la democracia, si bien con menor incidencia en tiempos de bonanza… sin embargo, la preocupación por la corrupción y el fraude no es algo tan constante en nuestra historia reciente, y merece un análisis más exhaustivo.

Si extraemos los datos del estudio del CIS que recoge los tres problemas principales que existen actualmente en España y aislamos la frecuencia con la que aparece la preocupación por “la corrupción y el fraude” en una gráfica, encontramos lo siguiente:

 4

 Fuente: Elaboración Propia según los datos del CIS

Con facilidad podemos apreciar que en nuestra historia reciente, la preocupación por “la corrupción y el fraude”, cumple con las siguientes características:

A.- En contra de lo que pudiera pensarse actualmente, “la corrupción y el fraude” ha carecido de importancia significativa para los españoles, salvo en momentos puntuales,  concretamente durante el periodo del declive del socialismo liderado por Felipe González, donde alcanzó valores de record, por encima del 30%, de la mano de numerosos escándalos (Caso BANESTO, Caso Roldán…)

B.- Comienza a sufrir un cambio de tendencia en 2.009, explosionando en otoño de 2.012 y llegando a alcanzar recientemente cotas superiores al 60%, pulverizando el techo alcanzado en 1.994.

corrupcion%20a%20mogollon

Fuente: Aventuras largas de Ibañez

El aumento de la preocupación por este problema es un factor determinante en la ruptura del bipartidismo que se prevé para este año electoral cargado de plebiscitos. La irrupción con fuerza de partidos como PODEMOS y CIUDADANOS, se nutre de capitalizar precisamente a esta preocupación.

De la gráfica también podemos extraer que los esfuerzos por parte del gobierno por combatir la corrupción, o bien son insuficientes, o bien aún no han producido efectos. La Ley 19/2014 de 9 de diciembre de transparencia, la creación del portal de la transparencia o la creación de la Comisión de Transparencia y Buen Gobierno, están lejos de apacentar a esta preocupación.

También conviene destacar que esta última encuesta del CIS aún no ha absorbido el impacto sobre la opinión pública que puedan tener el caso Rato, las declaraciones de Chaves y Griñán en el Tribunal Supremo, o cualquier otro caso que pudiera estallar en los próximos días, por lo que no resulta descabellado esperar resultados elevados de esta preocupación en las próximas encuestas, en consonancia con la actual tendencia.

Valga la redundancia, nos debería preocupar la preocupación por la corrupción y el fraude. La transparencia; lucha efectiva contra la corrupción y el fraude; y la confianza en las instituciones y gobernantes, son parámetros fundamentales sobre los que se asientan la Democracia. Las sociedades difícilmente toleran percepciones tan negativas en este tipo de problemas. Esperemos que la nueva regeneración de las instituciones, favorecida por un equilibrio de fuerzas más plural y un ánimo de cambio, junto a las actuaciones más decisivas sobre la corrupción y el fraude, amanse a esta preocupación.

Para terminar, compartimos aquí la recopilación realizada por la WIKIPEDIA, de los casos más representativos de corrupción en España. Esperamos con escepticismo un acortamiento de su voracidad y una tendencia a la disminución de nuevos casos.

Javier Gallego

Psico & Politicoach

Andreas Lubitz de caucho y asfalto

De todos es sabido que Andreas Lubitz, dirigió voluntariamente el avión contra las montañas, llevando al pasaje y a la tripulación a un desastroso final.

El suicida más nombrado de los tiempos recientes provocó impactos directos no sólo en pérdidas humanas, sino también inoculó en la población un cierto miedo a volar, que en casos especialmente vulnerable propiciarán que una común fobia a volar que padece en torno el 13,19 % de la población (Tortella-Feliu; 2000), o acreciente el malestar que sienten el 14,42% de las personas que manifiestan malestar significativo, según el mismo estudio. El incidente no sólo provocó dolor, angustia y mala predisposición a volar. También provocó un impacto económico negativo sobre las compañías aéreas y aseguradoras, del que tardarán meses en reponerse. Como ejemplo, observemos el gráfico de la cotización bursátil de Luftansa, del último mes (más de un 10% de caída desde el día del incidente y en claro descenso)

Grafico

Andreas Lubitz tuvo el firme propósito de cambiar las cosas, y se puede decir que lo consiguió. Su aberrante destrucción propiciará que se revisen los protocolos de seguridad en cabina, y se aseguren los procesos de selección de Recursos Humanos en compañías áreas y la comunicación de los partes de baja en profesiones con responsabilidad implicadas en la seguridad aeronáutica.

Análisis de errores por parte de la compañía al margen, lo cierto es que los siniestros aéreos voluntarios, constituyen una rareza (Sirva como aproximación esta nota de prensa, enumerando los contados casos de suicidio similares a los de Lubitz.

Si tenemos en cuenta que sólo en 2014, volaron en España 195.861.278 personas  (Aena 2015), podemos afirmar con datos, lo que se viene diciendo siempre del transporte aéreo… que es el medio de transporte más seguro.

Contrastemos estos datos, con los que se producen en el tráfico por carretera. Demos algunos datos:

  • El 5,9% de todas las muertes de conductores podría ser clasificado como un suicidio (Fuente: Club de las Ciencias Forenses)
  • Casi 4 millones de conductores españoles usan el Whatsapp al volante, según una encuesta del RACE, BP y CASTROL
  • El alcohol está implicado en el 30 y el 50% de los accidentes mortales en tráfico, y un 42% de los conductores beben y conducen alguna vez, según la DGT.
  • Los muertos en carretera sólo en España 1.131 personas en 2014, y estamos en cifras de mínimos frente a otros años mucho más nefastos

1388610903_562365_1388667677_sumario_grande

El impacto emocional que provoca Andreas Lubitz es evidente, mediático, conmocionante y muy doloroso, pero ignorar las evidencias que quiero destacar acerca de la relación entre uso del teléfono móvil, conducción bajo los efectos del alcohol y otras drogas, o conductas suicidas directamente producidas al volante, nos convierten en criaturas irracionales  y  equivocadas que miran al cielo sobrestimando la posibilidad de que se repita una tragedia aérea, cuando realmente tenemos el peligro delante de nuestro volante, o peor aún… dentro de nosotros, convirtiéndonos en micros Andreas Lubitzs, exponiéndonos a micro tragedias de Germanwings a manos de nuestras aeronaves que surcan los cielos de caucho y asfalto.

Javier Gallego

Psico & Politicoach