28 horas después: Las elecciones Catalanas como nadie te las ha contado

28 horas después es el título de una célebre película de zombies. 28 horas han transcurrido desde las elecciones catalanas. Por el momento, no encontramos un escenario apocalíptico, ni los tanques nacionales españolas circulan por las ramblas… afortunadamente.

Tal y como muchos habéis pedido, aquí presento algunas reflexiones acerca de la particularidad de las elecciones catalanas:

 

1.- RESULTADO DE LAS ELECCIONES AL PARLAMENTO CATALÁN 2015

1

 

Fuente: el mundo

 

Una reflexión rápida, invita a pensar que JxSI gana de forma clara las elecciones, seguido por C´s. JxSi no obtiene mayoría absoluta, sin embargo, en un Parlamento normalizado, no le costaría gobernar con el apoyo de CatSiqueesPot (PODEMOS) o la CUP.

El resultado no se entiende sin comprender la evolución de la configuración del Parlamento Catalán en las últimas 3 elecciones.

AÑO 2006:

Se renueva el tripartito entre PSOE – ERC e ICV, de la legislatura anterior. La lista más votada de CIU se queda en la oposición.

2

 AÑO 2010:

La lista de Artur Mas roza la mayoría absoluta. CIU recupera el parlamento, con el permiso ERC. La suma de CiU + ERC es de 72 escaños. Comienza un periodo de recortes impopulares acelerados por la crisis.

3

AÑO 2012:

Artur Mas, en plena ola de críticas a causa de los recortes presupuestarios, convoca elecciones anticipadas, enarbolando la promesa de alcanzar la independencia. Sus mejores pronósticos le colocan en un Parlamento en el que CIU ostentaría la mayoría absoluta. Su error de cálculo le cuesta 12 escaños a favor de ERC-Cat sí, que entra con fuerza como socio de gobierno. La suma de CiU + ERC = 71 escaños. La CUP entra sorprendentemente en el Parlamento Catalán con 3 escaños.

 4

Con estos datos, sí que podemos obtener algunas conclusiones con respecto a las presentes elecciones de 2015:

– La coalición JxSi es de reciente creación, sin embargo podemos considerar que se trata de una coalición de CiU + ERC (aunque Unión Democrática de Duran i Lleida decidió acudir en solitario a las elecciones, tras divergencias irresolubles con Convergencia, su socio histórico de coalición). JxSi obtiene el peor resultado de las últimas 4 elecciones, llegando a perder 10 escaños con respecto a 2010, donde obtuvo su mejor resultado.

5

– La CUP, partido de extrema izquierda independentista y antisistema, alcanza 10 escaños. Más de un 300% con respecto a lo alcanzado en 2012 y muy a pesar de la marca de PODEMOS en Cataluña, que obtiene 11 escaños, insuficientes para sus expectativas

– Ciudadanos crece exponencialmente hasta consolidarse como el partido líder de la oposición catalana, muy por encima de los tradicionales partidos nacionales PP y PSOE.

– Artur Mas sigue arrastrando el error de cálculo histórico de 2012, que lejos de emplazarle en una mayoría absoluta, le está condenando a la defenestración

 

2.- ALGUNOS DATOS QUE INVITAN A CONTINUAR LA REFLEXIÓN

A.- Enquistamiento histórico de la cuestión catalana.

Os invito a leer si podéis el discurso de Ortega y Gasset sobre el estatuto de Cataluña, durante la II República (descarga pinchando aquí). Como podréis ver, encontramos en el asunto catalán un problema enquistado, condenado al eterno retorno. Los argumentos que podemos encontrar en ese histórico discurso siguen siendo de radiante actualidad.

B.- Deuda

Mostramos los datos de la comparativa de la Deuda de las distintas CCAA de España. Observemos atentamente la de Cataluña:

6

Fuente: datosmacro.com

La deuda Catalana asciende al 32,30 % de su PIB, muy por encima de la mayor parte de las CCAA y la primera de forma destacada en volumen económico.

Si diéramos a estos datos la forma de una enorme pizza rectangular y la cortáramos en pedazos según los datos aportados en el anterior gráfico, obtendríamos las siguientes porciones de la deuda:

7

Fuente: datosmacro.com

Se puede apreciar como la deuda catalana constituye el porcentaje más significativo, de todas las CCAA. Llama también poderosamente la atención la situación de la deuda de la Comunidad Valenciana.

C.- Autoubicación ideológica de los catalanes

Este aspecto me llama de forma poderosa la atención y pasa desapercibida en la mayor parte de análisis de la cuestión catalana. El CIS suele incluir el siguiente enunciado en las encuestas:

 “Cuando se habla de política se utilizan normalmente las expresiones izquierda y derecha. En una escala del 1 al 10 en la que 1 significa izquierda y el 10 derecha, ¿en qué punto se situaría Ud.?”. Comparemos resultados entre Cataluña, Andalucía (Comunidad tradicionalmente de izquierdas) y a España en su conjunto:

8

Traslademos estas cifras a un gráfico:

9El 21,9% de los Catalanes se ubican de forma polarizada en el 1 “Extrema Izquierda”, frente al 3,6% de los andaluces y el 4,20% de los Españoles. La distribución de las respuestas en Andalucía o España se comporta en forma de pirámide en torno a la media (Las puntuaciones tienen un pico alto en el centro y van disminuyendo a la derecha y a la izquierda). Sin embargo, en Cataluña se rompe esta distribución de las respuestas, cuyas frecuencias se distribuyen en torno a dos ejes: el 1 (extrema izquierda) y el 5 (centro)

 

D.- Exportaciones

10

Fuente: El confidencial (según convivencia cívica catalana)

Aragón es el principal mercado de Cataluña, seguido de Francia, Alemania e Italia y siendo España su principal mercado en su conjunto.

 

3.- BALANCE PERSONAL DE LAS ELECCIONES AL PARLAMENTO CATALÁN 2015

– JxSi gana las elecciones, pero pierde fuelle significativamente, al igual que PP, PSOE, PODEMOS y UNIÓ.

– CIUDADANOS y la CUP salen reforzadas de este adelanto electoral. Los primeros, por consolidarse como referente de la oposición y muy reforzadas de cara a las próximas elecciones nacionales. Los segundos, por constituirse como jueces de Gobierno.

– Cataluña queda en manos de la izquierda. La CUP se presenta como un partido de izquierda anti sistema. JxSi aspira a la independencia de Cataluña respecto a España, al mismo tiempo que una rápida integración en la UE. La CUP aspira no sólo a la independencia de España, sino también de la UE y del sistema capitalista y es en estas dos últimas cosas donde reside su principal diferencia y rechazo a pertenecer a JxSi.

– Artur Más queda a merced del socio de gobierno de estas dos últimas legislaturas (ERC) y de la CUP. ERC muestra más afinidad ideológica por la CUP que por Convergencia. Además, la CUP ha exigido el cese de Mas como condición necesaria para configurar gobierno. El partido político de Artur representaba tradicinalmente a la burguesía con tendencias independentistas de Cataluña. Aliarse con ERC constituía un riesgo al suicidio político, tendencia que se puede estar confirmando en el resultado de estas elecciones.

– El independentismo tradicional CIU + ERC pierde fuelle, polarizando aún más a Cataluña entre la extrema izquierda y el centro, dejando espacio a los dos partidos que considero los verdaderos ganadores (La CUP por la extrema izquierda y Cs por el centro), dando servicio a la auto ubicación ideológica de los catalanes.

– Un probable bipartito JxSi y CUP (tripartito si consideramos a Convergencia + ERC + CUP) situaría a Cataluña al borde de la ingobernabilidad, por pura disparidad ideológica (El gobierno se vería enredado en dilemas internos ideológicos que bailarían entre recortes para paliar la deuda o aumento del gasto público, favorecimiento a empresarios autóctonos vs a clases desfavorecidas….). Además, estratégicamente a la CUP y probablemente a ERC, les interesaría tensar la cuerda que conduciría a Mas al ahorcamiento y arrojar su cadáver al abismo.

– Es probable un gobierno de JxSI favorecido por la abstención de la CUP. Esto podría conceder tiempo a la CUP a reivindicarse puntualmente ante su electorado y tratar de restarle votos a ERC o polarizar aún más a la sociedad catalana hacia la izquierda. Nuevamente la situación de Artur Mas se encuentra comprometida.

– A juzgar por los datos económicos presentados y los resultados obtenidos, se va acercando el momento en el que Cataluña necesite un Gobierno para ser gobernada en lugar de un gobierno para ser independizada.

28 horas después, tal vez Artur Mas empiece a convertirse en un personaje central de la película con la que se abría el post: Un zombie político.

Javier Gallego

Psico & Politicoach

 

Anuncios

¿Deberían los parados custodiar las mesas electorales?: La mesa electoral y los gajes del azar

Nos acercamos al 24-M, día apasionante para los politólogos de cualquier País. Recuerdo hace cuatro años recuerdo que me acosté sin poder dormir. Cada vez que cerraba los ojos, aparecían en mi mente arcos electorales de todos los Municipios y Comunidades Autónomas actualizándose, algo que no me pasaba desde que jugaba al Tetris cuando era muy joven.

Es muy probable que el azar te haya señalado para custodiar una mesa electoral. Las mesas electorales se configuran según el artículo 27 de la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de Junio, del régimen electoral general. Dice así:

El Presidente y los vocales de cada Mesa son designados por sorteo público entre la totalidad de las personas incluidas en la lista de electores de la Mesa correspondiente, que sepan leer y escribir y sean menores de setenta años, si bien a partir de los sesenta y cinco años podrán manifestar su renuncia en el plazo de siete días. El Presidente deberá tener el título de Bachiller o el de Formación Profesional de segundo Grado, o subsidiariamente el de Graduado Escolar o equivalente

Esta norma provocará que 173.217 personas atiendan este domingo las mesas electorales. Cada una cobrará una dieta de 62,61 € (Esto hacen casi 11 millones de euros de gasto, sólo en los componentes de las  mesas y sin contar la retribución de los operarios que montan las mesas, fuerzas del estado que velan por la buena marcha de la jornada en los colegios electorales, coste de las papeletas, subvenciones a los partidos políticos en función de los votos obtenidos, etc).

Casi todo el mundo percibe de forma aversiva el hecho de pertenecer a una mesa electoral. Aproximadamente el 70% de los componentes de una mesa electoral está trabajando y la mayor parte de estas personas que están trabajando estarían dispuestos a renunciar a estos 62,61 €, y que alguien que sí esté dispuesto y/o necesite de este dinero pueda ocupar su lugar.

También podría razonarse que dado que los funcionarios del estado son los que hacen que el estado funcione día a día. ¿No deberían ser ellos los que ocupen estas mesas?

Este es un tema recurrente y electoralista al que cada año no faltan políticos de todo el abanico electoral en sumarse. ¿Es esto posible? ¿Podrían los parados o voluntarios ocupar los cargos de las mesas electorales? ¿Debería ser así?

Desde el punto de vista legal, habría que reformar la mencionada Ley Orgánica 5/1985, de 19 de Junio, del régimen electoral general. Actualmente no es posible con el actual marco legislativo. Incluso hay una curiosa iniciativa en Facebook al respecto. Pincha aquí para verla.

Desde el punto de vista democrático, tampoco debería ser así. Esgrimo mis razones:

La mesa electoral se constituye para que la propia ciudadanía pueda tener garantizada su derecho al sufragio de una manera transparente, sin injerencias de ningún tipo.  Para ello, utiliza un instrumento que garantiza que cualquier ciudadano, excepto aquellos que se proponen para ser candidatos, pueda velar por el buen funcionamiento democrático: El azar.

Dado que son muy numerosos los componentes llamados a pertenecer a una mesa electoral, por la propia ley de los grandes números, estarán representados en la totalidad de las mesas aquellos colectivos que componen el censo (menos en este caso, los mayores de 70 años).

Supongamos que un partido político propone medidas muy intensas y agresivas que ampliamente beneficiarían a los parados de manera discriminatoria frente, frente a otros colectivos.

Supongamos además que se permitiera que la composición de las mesas electorales corresponda exclusivamente a los parados. Sin dudar de la calidad ética de este colectivo, pero dudando de la propia condición humana… ¿No se aumentaría la posibilidad de que existieran mesas electorales que incumplieran con la normativa y la garantía democrática durante el proceso electoral?  Pudiera ocurrir que la mesa electoral actuara para distorsionar estas elecciones, a través de un recuento de votos distorsionado, ocultando papeletas de los partidos o a través de otras estrategias sucias.

Supongamos que la composición de las mesas corre a cargo del funcionariado. Un partido que proponga medidas muy favorables a los empleados públicos en detrimento de otros colectivos, podría distorsionar el proceso electoral por un proceso similar al anterior.

En nuestra nación, damos por hecho con facilidad que todo el mundo es buen ciudadano, que este tipo de cosas no van a suceder en nuestro País y que este tipo de argumentos son exagerados.

Basta con recordar cuánta sangre y sudor se ha desperdiciado para tener nuestras actuales garantías democráticas (y no me refiero sólo a los tiempos de Franco, podríamos remontarnos a procesos envenenados de caciquismo y pucherazo, o a instituciones que siempre se opusieron a la participación democrática de su ciudadanía desde principios del siglo XIX).

Basta también con mirar a procesos electorales en numerosos países de nuestro globo, donde las garantías democráticas brillan por su ausencia.

Participar en la vida pública y en sus procesos en la antigua Grecia estaba considerado como una bendición, no como una desgracia.

Uno de los principales enemigos de la democracia reside en la ignorancia de la importancia de su funcionamiento por parte de su ciudadanía.

Javier Gallego

Psico & Politicoach